Otoño. Cuando uno pasea de la mano del tiempo.

Cuando uno pasea de la mano del tiempo, surcando futuros y olvidos; cuando, caminando, te detienes en un mar de otoños; y cuando observas el tránsito de una hoja que cae lentamente desde su frondosa y agitada altura, abrazada al viento, que la ha arrancado del tronco donde ondeaba con descaro,…..; se inunda la mirada de ocres sobre verde y mil tonalidades que van del blanco al gris, entre nieblas y escarchas. El eco de las pisadas en este escenario es la vida misma. Y el azul y el agua en la cara para seguir caminando y soñar.

Publicado en Reflexiones, Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Es cierto

Es cierto.
Manejo el verbo con más destreza que la espada.

Como Macbeth 
Y en los espejos me reflejo hasta desfigurarme.

Como Valle-Inclán.
Como Carl Orff 

me sumerjo en ritmos primitivos

y pasiones ancestrales.
En términos de Justicia,

me deshago de balanzas.

Como Tierno Galván.
Ocasiones diversas de esta vida cotidiana 

se asemejan a aquél que es en mí

y a aquél en quien soy.
No.

Definitivamente.

No voy a abandonar el equipaje con el que viajo

ni a viajar más entre abandonos.
Encontraré al asesino del sueño 

para vengar a quién sabe quién,

en alguna esquina oculta

de este inmenso círculo 

que es

en la muerte tolerada y súbita.

  

Publicado en Poesía, Reflexiones | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Otra vez, aquí

Otra vez.

Aquí.

En la misma ventana sin interior 

apoyado en un umbral

donde diviso 

los mismos fragmentos leves

de otros tiempos.
Intento comprender esos reflejos

que sólo se producen

cuando te miras adentro.
Y me deslumbro.
Y me ciego.
Y esa brisa que me hiere,

me empuja al otro lado

de cualquier otro imposible horizonte 

incierto.
Se inclinan sus perfiles.

Me precipito en el abismo.

Sin solución.
Con un soplo de poesía.

……….. Y solo.
Naturaleza dormida.

Ya no despertaré de este sueño

Triste.

Otra vez.

Aquí.

…………..Como en otros tiempos.

Publicado en nocturno, Poesía, Reflexiones, Uncategorized | Deja un comentario

Lo que no fuimos…… Siendo

 


El tiempo nos despista con su pronto y su tarde, con su nunca y su siempre, con sus esferas, sus instantes, su leve tic-tac que palpita al compás de lo que el recuerdo no olvida…..Y la vida hace que aún estemos a tiempo de ser lo que no fuimos…….Siendo

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Todos esquivaron mi disparo 

img_1915-1Cada árbol pugna por hacer el mejor trazo en ese mar de nubes que apenas alcanzan.

Algunos fueron heridos por el rayo… .

…….. Pero todos esquivaron mi disparo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Cuando se escribe

…..En una tarde de invierno y a la luz de las sombras……..

Cuando se escribe en el tránsito que separa y acerca un origen y un destino,
van esparciéndose las palabras en el paisaje, de tal manera que son como una semilla para el recuerdo del próximo recorrido y de cualquier otro viaje.
Sí. Cuando se escribe en el tránsito, eres el camino por el que vas, la línea donde se dibuja cada paso, el trazo que lo soñó, el rasgo propio y el de los que hicieron posible lo imposible, la huella que queda y la que se borra, -si no se lee, si no se explica, dice o susurra o vuelve a inventarse……-, para perderse en las enrevesadas veredas del olvido.
Mil veces mil puedes cruzar los mapas y mil veces mil la magia que combina los infinitos escenarios de tierra, nubes, estaciones, colores, sombras y lunas, estrellas imprecisas y omnipresentes bombillas. Las mismas que alumbran el interior del viajero y que se funden si no se encienden, si no se entiende que cada vereda, que cada bosque, barranco, loma, ensenada o playa son un capricho de la vida y un privilegio poder cerrar los ojos por un instante y abrirlos y empaparse de esa plasticidad y armonía.
Y lo digo y lo hago escuchando a Mozart, su concierto para piano in D K175, Allegro, que añade pasión tranquila a lo que escribo.
Cuando se escribe en el tránsito, se transita por la imaginación de quien conduce sus pasos, por la cuadrícula inmensa de una página en blanco que es la vida. También la de quien lee esas palabras a través del espejo, del tiempo o del abismo que tiene en sus manos, frente a sus ojos, haciendo el mismo camino y multiplicándolo con el eco de sus propios pasos.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Puntos suspensivos…..

Tenía 16 años cuando escribí:

Puntos suspensivos…….

El tiempo cede unos segundos
a la imaginación……
….y al suspiro.

Unos puntos.

Nada más.

Impresos en el papel
son las olas del mar,
las más altas cumbres,….
…….cualquier cosa.

Todo,…
Absolutamente todo
puede ser
la poesía como instrumento,
como llanto,
como fruto temprano,
maduro al paso
del tiempo.

Cabalga,….
cabalga,…..
cabalga
hasta que te desboque
en el último grito,

que puede ser
el comienzo
de otros puntos……
…………suspensivos.

Publicado en Poesía, Reflexiones | Etiquetado , | Deja un comentario

Diez céntimos por la Sanidad Pública

Diez céntimos (y muchísimo más) es lo que separa a los ciudadanos de la Sanidad Pública española. Aquí un ejemplo vivo, un caso real y próximo sobre la realidad y el futuro de un sistema que, paradójicamente es, sobre todo, antisistema.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Tiempo equivocado

Vivo en un tiempo equivocado.
Vivo equivocado todo el tiempo.
Me equivoco en el tiempo que vivo.

No vivo por no equivocarme….
…… a tiempo.

Publicado en Poesía | Etiquetado , | Deja un comentario

Rodrigo

Yuria escribe como los ángeles. Es un ángel que escribe y vive. Es mi amiga. Nunca nos hemos visto, pero siento sus trazos en el modelado de las palabras como el de ese corazón que palpita comprometido con lo que dice y la vida. Allá, aquí, en ese México que me duele y en esa vida que abraza el mundo más allá de las fronteras y se hace única y universal.

Gracias, Yuria.

**Yuria**

Rodrigo fue muchas cosas en mi vida. Empezamos siendo amigos en la adolescencia –época de convulsión mental y hormonal- y juntos sufrimos muchas de las experiencias de la época: las primeras parrandas, los fracasos amorosos, la confusión mental de buscar un lugar para nosotros en este mundo, descubrir nuestros gustos, aprender cosas que pronto olvidaríamos o que nos acompañarían el resto de nuestra vida.

Nuestro lazo fue construido no por las similitudes, sino por hilvanar juntos un camino de crecimiento paralelo con música, lecturas y discusiones que podían durar horas y horas enteras. Él fue determinante en muchas de las ideas que ahora son pilares de mis creencias y valores. Escuchó pacientemente mis primeros cismas de fe, mis dudas existenciales; con él cimenté las bases de mi gusto por la discusión de las ideas y tuve discusiones encarnizadas carentes del objetivo de que el otro adoptara las ideas propias, sino…

Ver la entrada original 901 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario