Escribo

Escribo porque si no lo hiciera, actuaría, haría,…. Y ya no tendría motivos para dejar para mañana lo que nunca pensaba hacer.

Por eso, en cada escrito hay un engaño, una mentira a mí mismo; un juego de palabras para perder la partida de la más incierta de las verdades: vivir.

Escribo para vivir. Un mundo sin caligrafías, de frases hechas de madrugadas imposibles, descaradamente azules. Un universo de líneas desiguales que trazan el camino que no voy a seguir. Ése que me eleva y pierde.

Recuerdo ese futuro con acento triste, su balada tarareada por un coro de sueños sin voz apenas.

El tiempo pasa. Me sobrepasa. Me disuelve en tantas casualidades que hasta dudo de ser yo quien escribe con cada latido. Acaso sea mi sombra alargada uno más de mis personajes de humo y niebla.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Con el sabor de la más dulce sal.

Entre Castelldefels y Gavà… Hay momentos que no se los llevan las olas ni los vientos que esculpen las nubes. Quedan anclados a la memoria con el sabor de la más dulce sal que un atardecer así te puede, -por sorpresa-, regalar.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La arquitectura sorprende por sus formas

La arquitectura sorprende por sus formas. Las formas deslumbran con un abanico de colores que escalan su fachada. Por ello, hasta la perspectiva de un edificio en la noche provoca el amanecer de una ciudad de ensueño: Valladolid.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Playa inversa

Castelldefels tiene una playa inversa. A un paso del mar. A un vuelo rasante de un ave que se lo piensa dos veces, como perdida. Mientras, el azul se refleja y baña, y yo guardo una escena para regalar a la memoria antes de que se me olvide cuál es el rumor de las olas.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

No hay tregua 

Hay fotos que quedan en la memoria, impresas para siempre. Ésta es una de ellas. Se fusionan mar y sol. Un niño avanza sobre un cañón que apunta…. y no dispara. Parece detener el atardecer en una dura batalla. Parece, sí….. Pero no hay tregua. Seguro que volverá a atacar con los primeros rayos de la mañana.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Cuando una farola hace de sol

Cuando una farola hace de sol, la luna busca su luz en el lado oscuro de las calles, abriéndose paso entre nubes que se desperezan.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Como algunos continentes 

Como algunos continentes incontenibles, hay casas que se acercan y aproximan tanto entre si, que dejan la calle como una linea, un suspiro donde ya no cabe la duda. Ni el sol. Ni siquiera el paso del caminante que a tu puerta, impaciente, quiere llamar.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

En la noche hay otras luces

En la noche hay otras luces. Siluetas intuidas apenas y hasta una luna colgada como un capricho de lo más alto de un sueño de Invierno.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Puertas y ventanas que fueron… 

Puertas y ventanas que fueron lugar de paso, de entrada y salida donde asomarse…. Y hoy son un muro que mantiene las formas, sin el eco de las voces al fondo, de las risas festivas y de los susurros. Puertas y ventanas de piedra, esculpidas del recuerdo de quienes fueron. Ese sol. Esas sombras. Ya no se cuelan por las entreabiertas frontisas. Pero ante el disparo de mi cámara, de par en par se abren, y se reivindican como lugar de paso y de encuentro con el pasado más próximo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario